Las ventanas de seguridad

Está claro que si habitamos una vivienda unifamiliar, las ventanas de PVC en Bilbao que elijamos han de responder a los más altos estándares en cuanto a seguridad. Hemos de apostar por elementos que hagan más segura la propiedad protegiéndola de eventuales intrusiones y robos. En este línea se sitúan las ventanas de seguridad, de cuyas prestaciones queremos hablar en este nuevo post.

En estas ventanas se incide mucho más en la seguridad del herraje que en otras. Se hace de cara a reforzar la protección de la vivienda usando elementos de cierre sólidos. Según recogen varias investigaciones, en más del 80% de los casos los ladrones entran por las ventanas o las puertas acristaladas. La mecánica suele ser forzar los cierres sin llegar a romper el acristalamiento. Las ventanas de Becaisa garantizan la máxima protección antirrobo por medio de sus herrajes de seguridad, dotados de múltiples puntos de cierres en la totalidad del perímetro. Cumplen así con los más estrictos criterios de seguridad.

Como te puedes imaginar, el número de cierres de seguridad va a depender del tamaño de la ventana. Los herrajes múltiples de las ventanas de seguridad y los vidrios laminados de gran resistencia imposibilitan casi totalmente la entrada. En el primer caso, se trata de que los herrajes de seguridad impidan hacer palanca en la hoja de la ventana. Además de aumentar la protección contra los robos, los vidrios laminados mejoran al mismo tiempo el aislamiento acústico de las ventanas, aumentando la calidad de vida ya que se vive de forma más ajena a los ruidos.

Prestaciones de los vidrios de seguridad

Los vidrios de las ventanas pueden ser de varias clases: laminados, de seguridad, templados, etc. Se recurre a uno u otro en función del nivel de seguridad a conseguir. Los vidrios laminados o de seguridad se componen de dos o más vidrios unidos por un pegamento especial, el llamado polivinil butiral o PVB. Se trata de un material plástico de alta adherencia, elasticidad, transparencia y resistencia. Pero, ¿por qué se les conoce como cristales de seguridad? El motivo es que, si se llegan a romper, los trozos de cristal no se caerán, sino que seguirán pegados al PVB. Es lo mismo que pasa con las lunas de los coches. Una forma de evitar accidentes domésticos al tiempo de proteger las propiedades de eventuales intrusiones.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies