¿Es mejor cambiar las ventanas o poner contraventanas?

Si las ventanas de tu vivienda ya no cumplen con su cometido en términos de aislamiento, hermeticidad y eficiencia energética, ha llegado la hora de acudir a nuestra empresa de ventanas de PVC en Bilbao para encontrar una solución a tu problema.

Probablemente pienses que lo único que se puede hacer en estos casos es cambiar tus ventanas por unas nuevas que reúnan todos los requisitos exigibles a los cerramientos de hoy en día. Pero aunque esta suele ser la medida más aconsejable, no es la única. Por ejemplo, ¿has pensado que quizá la solución a tu problema sea la instalación de unas contraventanas? Te explicamos esta idea a continuación.

Ventanas viejas

Normalmente, unas ventanas que están viejas y gastadas dejan que se cuele el frío, la lluvia o los ruidos. En ese momento, la solución más adecuada es sustituirlas por unas nuevas elaboradas con materiales de primera calidad como el PVC o el aluminio con el que se fabrican los cerramientos en Becaisa.

Para sustituir tus viejas ventanas por unas nuevas es necesario acometer una pequeña obra que, si bien es cierto que no resulta especialmente compleja, sí supone un trabajo de albañilería con el que tienes que contar, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista temporal.

Este proceso será la solución definitiva a tu problema y tu vivienda recuperará el confort perdido por la deficiente funcionalidad de los cerramientos existentes hasta eses momento.

Contraventanas como alternativa

Sin embargo, pongámonos en la situación de que estamos ante una segunda residencia que no se usa habitualmente y su propietario no quiere invertir en un cambio de ventanas. O ante una primera residencia que no se encuentra bien aislada a pesar de que las ventanas no son muy viejas. En estos casos, la opción de colocar unas contraventanas puede resultar realmente efectiva por los siguientes motivos.

  • Porque las contraventanas que se fabrican hoy en día se alejan de las viejas contraventanas de madera a las que estábamos acostumbrados. Elaboradas en aluminio o PVC, las acristaladas cuentan con doble acristalamiento que proporciona un total aislamiento en aquellas ventanas en las que se instalan.
  • Porque es una solución sencilla, rápida y económica. Su instalación apenas requiere obra y bastan unos tornillos y un sellado para que queden perfectamente instaladas.
  • Porque disponen de una gran variedad de estilos y colores para que se adapten a todo tipo de estilos arquitectónicos.

En cualquier caso, si notas que tus ventanas no te proporcionan el confort esperado, ven a nuestra empresa de ventanas de PVC en Bilbao y te asesoraremos sobre qué hacer en estos casos, teniendo siempre en cuenta tu circunstancia personal y las características de tu vivienda.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies